Dólar abre la jornada a la baja (07-10-2020)

En un entorno internacional de auge para las monedas emergentes y de una dinámica positiva en los futuros del cobre, el peso chileno se encamina a romper con la racha perdedora que extiende desde el jueves de la semana pasada.

A esta hora, muestran datos de Bloomberg, el dólar en el mercado local se ubica en $ 796,68, lo que representa una baja de $ 2 con respecto al cierre de ayer, alejándose del máximo de siete semanas que anotó en ese momento.

La mayoría de las principales divisas del mundo emergente operan al alza a esta hora, con el peso mexicano –uno de los mayores referentes para el peso chileno– liderando y apreciándose más de 1%.

Esta dinámica se da a pesar de que la cotización internacional del billete estadounidense también está subiendo. A esta hora, el Dollar Index –que lo contrasta con una canasta de monedas duras– anota un incremento de 0,02%.

A la par, tímidas subidas en los futuros del cobre le dan un respaldo al peso chileno en este momento, con los contratos a diciembre de este año avanzando a paso firme hacia la línea de los US$ 3 por libra.

Los inversionistas del mercado cambiario están balanceando muchas variables actualmente, en un entorno en que la paridad dólar-peso se ve especialmente sensible a las incertidumbres.

Por un lado, quedan menos de 20 días para el plebiscito que definirá si es que Chile tendrá una nueva Constitución, lo que deja a los inversionistas atentos no solamente al resultado –donde las encuestas apuntan a una victoria del «apruebo»– sino a cuál será la fórmula con la que se construiría esa nueva carta magna.

Además, operadores del mercado describen un entorno donde crecen las preocupaciones de un nuevo retiro de fondos previsionales. Si bien una venta de activos internacionales por parte de las AFP tendería a depreciar la moneda, a la espera de ventas institucionales, agentes del mercado apuntan a una subida ante la incertidumbre de qué otras medidas podrían venir. Esto considerando que pocos anticipaban que el primer retiro del 10% se materializara, cuando se propuso inicialmente.

Finalmente está el factor de los flujos, recomendaciones para una migración hacia los fondos de las AFP más seguros –que invierten principalmente en activos locales– a otros más riesgosos, implica una compra de dólares por parte de las administradoras.

 

Informe realizado por Javiera Donoso para Diario Financiero