Hay que considerar todos los fundamentales

 

Hace unas dos semanas Cochilco, dio a conocer las principales conclusiones del Informe de Tendencias del Mercado del Cobre el que contiene las proyecciones de la Institución sobre precio del metal así como las proyecciones de demanda y oferta del mismo para los años 2020 y 2021. Cochilco informó que para este año proyecta un precio promedio de US$ 2,62 la libra, por sobre los US$ 2,4 del informe anterior mientras que para el año 2021, el precio promedio del metal rojo se ubicaría en US$2,85 la libra, por debajo del último pronóstico dado por la misma institución. La razón del alza del precio del commodity está entre otras cosas y tal como lo señaló el ministro de Minería, Baldo Prokurica, en la recuperación económica de China y la disminución de inventarios registrada en las últimas semanas.

Para que tengamos presente la importancia del precio del cobre en nuestra economía: por cada centavo de dólar que sube el precio del metal, el Estado de Chile percibe US$60 millones de recursos adicionales los que hoy más que nunca en plena pandemia y con una agenda de medidas sociales muy variadas y apremiantes por concretar son más necesarios que nunca.

Es claro que la proyección del precio del cobre está sujeta a la evolución de la pandemia Covid-19, donde existe el riesgo de una segunda ola de contagios en Estados Unidos y Europa, así como la posible imposición de nuevos confinamientos en algunos países productores del metal lo que podría reducir tanto la demanda como la oferta del mismo.​ La realidad es que el cobre es considerado un barómetro de la economía global, y los cambios en el precio del metal sugieren mayor crecimiento global o una recesión inminente. Hoy, 24 de agosto el precio del cobre roza los US$3 dólares la libra lo que implica un alza de más del 23% desde los niveles del 1 de junio.

El precio del metal es uno de los fundamentales importantes para el peso ya que al subir su precio llegan más dólares a Chile y esa mayor oferta impacta en el precio local del dólar. Como todo en economía al escasez relativa lleva a un alza en los precios por lo tanto una mayor oferta de dólares para liquidar termina por apreciar la moneda local. Sin embargo son varios los factores que afectan a la variable económica “tipo de cambio” que por lo demás experimenta más que ninguna otra el fenómeno del overshooting o sobre-reacción; entre estos factores se encuentra las decisiones de Hacienda de intervenir en el mercado cambiario. Lo cierto es que la última la Encuesta de Operadores Financieros recoge una expectativa del dólar de Ch$765 para los próximos 28 días por debajo de las expectativa de Ch$809 de junio 2020.

Algo que ha pasado desapercibido es que un indicador de la fortaleza o debilidad de la demanda de cobre refinado es la evolución de los premios pagados por la compra de cátodos. Un referente de estos premios muestra en el mes de julio un retroceso de 25% en promedio con respecto de junio. Lo anterior se ha visto influenciado por la percepción de un menor riesgo de interrupciones de producción en Chile, donde además Codelco anunció la reapertura de la Fundición Chuquicamata. Dada la situación de una segunda ola de contagios en Estados Unidos y Europa y el riesgo de la imposición de nuevos confinamientos parciales o totales, las expectativas de una recuperación en forma de “V” prevista para el tercer trimestre del año se debilitan. Lo anterior nos hace pensar en un dólar que debiera mantenerse cercano a los Ch$780-Ch$790.

 

Columna realizada por Gabriela Clivio, CFA

Economista y Founding member de CFA Society Chile